Entradas

ENTRADA DESTACADA

De almas y cuerpos - Capítulo 30 y último - Y la vida siguió

Imagen
Poco a poco los protagonistas de esta historia, fueron encauzando sus vidas y paulatinamente se fureon reintegrando a sus quehaceres que habían quedado interrumpidos cuando ocurrió el accidente.  Vayamos paso a paso:

Dos semanas permaneció ingresada Rose en el hospital, y durante ese tiempo no le faltó la visita de Amelie y de su madre.  Tarde tras tarde iban las dos a hacerle compañía mientras Albert ejercía su profesión en el mismo hospital.  Por eso nunca se quedó sola, ya que los compañeros de Albert entraban constantemente a ver cómo se encontraba.  Se había corrido el rumor del por qué estaba ingresada allí. Y es que Amelie se lo dijo a una enfermera y de ahí corrió como la pólvora.  La chiquilla lo comentaba con emoción y con orgullo de tener una segunda mamá como ella misma explicó a sus padres:

- Creo que si Rose arriesgó su vida por salvar la mía, es justo que la llame también mama. ´Tanto Stephanie como Albert, se quedaron mudos ante la afirmación de la chica. Y su madre l…

De almas y cuerpos - Capítulo 29 - Confesión

Imagen
Era media mañana cuando Amelie llegaba con su madre al hospital.  Rose estaba medio adormilada, y junto a ella estaba Albert, que la miraba y no hablaba para dejarla descansar.  Stella había ido hasta su casa para cambiarse de ropa y llamar a la Universidad y comunicarles lo sucedido. Deirdre y Frederick, junto a los padres de Albert habían vuelto a  Driscoll con el fin de atender sus compromisos con el negocio. Todos estaban más tranquilos y esperanzados de que dentro de unos días todo volvería a la normalidad.

Unos golpecitos suaves resonaron en la puerta de la habitación de Rose.  Albert se levantó a abrir y ante él se encontraba Amelie y Stephanie.  La niña se abrazó a su padre llorando, y éste trataba de calmarla acariciando su cabeza y sonriendo.

- Eh, eh. No pasa nada.  Tienes que calmarte de lo contrario vendrá alguna enfermera y te echará de aquí
- ¿ Cómo está ? - preguntó Stephanie
- Está mejor. La suministraron un calmante y está medio dormida, pero está bien.
- Entonces v…

De almas y cuerpos - Capítulo 28 - Horas de angustia

Imagen
Ni Albert ni Stephanie conseguían calmar a la niña que lloraba  inconsolable pidiendo perdón.  Stella se acercó a ella y besando su frente, la dijo muy bajito

--No Amelie.  Fue un accidente. No tuviste la culpa, .así que deja de llorar.  Mi madre está recién operada y no podemos ir  a verla.  Pero en cuanto estés más tranquila te llevaremos para que la veas.  Y ahora cálmate; tienes a tus padres muy preocupados; te ven nerviosa y eso no te conviene.  Descansa un poco, duerme.  Cuando despiertes hablaremos con más calma.

Y fue su hermana la que consiguió que se calmara y quedase dormida, paréntesis que Albert y Stella aprovecharon para ir a la UCI para ver, siquiera a través de una ventanilla,  a su madre que ya estaba instalada.  Albert ponía su mano sobre el cristal como si eso sirviera de caricia que no podía dar. parecía haber envejecido.  Rose  estaba sedada y parecía tranquila. La enfermera,  que conocía a Albert, se acercó a él y le dijo:

- Está bien. No te preocupes:  Lo super…